Primero de todo, te quiero dar la bienvenida a mi página web. 

Mi nombre es Aitor. 

Quiero explicarte un poco mi trayectoria en este «mundillo» del trading. Harto de sentirme poco valorado en mis anteriores trabajos, decidí emprender un nuevo proyecto, el cual comencé hace ya bastante tiempo. Llevo dedicándole muchísimas horas al trading durante estos ultimos años, (la verdad es que ya perdí la cuenta), así que me he preparado de forma muy intensiva. No voy a mentirte pero, como todos al principio, también perdí mucho dinero y ello me sirvió para aprender lecciones que de otra manera me habría costado más darme cuenta. Por ponerte un ejemplo: fui estafado por la empresa Bitconnect. Me robaron 20.000 $, y lo peor de todo es que los perdí una semana antes de que cerrara la plataforma. Por ese entonces Btc estaba sobre los 11.000 $. En el tiempo que llevo en el mundo del trading y de lo que he visto, soy el primero que desconfío de los canales de señales y de las academias, ya que la mayoria no venden mas que humo. Por ello pensé que sería buena idea demostrar antes de pedir nada a cambio. Me acordé de una frase que me dijo mi abuelo. Él era agricultor, y una vez me dijo que para recoger, primero hay que sembrar. Y eso es lo que hice. Al no tener nada que esconder y al tener claro que se le puede ganar al mercado, decidí regalar mis análisis, tanto en Tradingview como en mi canal de Telegram durante varios meses para darme a conocer. Me hice muy popular en esa página. Para que te hagas una idea…. durante el primer mes que publiqué mis ideas en Tradingview, conseguí tener más de 1000 seguidores y pasé de las 80 personas en mi canal de Telegram a las 1000 y pico. La idea era que la gente pudiese ir haciendo dinero para luego poder pagar el canal VIP sin problema con las ganancias generadas durante todos esos meses. Más tarde, decidí abrir el VIP en donde seguiría compartiendo mis análisis de igual forma, pero esta vez a cambio de una mensualidad. Estaba convencido de que mucha gente agradecida se uniría. Justo antes de abrir el canal, quise tantear como me iría si decidía «pedir» donativos a mis suscriptores para ver cuántos se animaban, aunque sólo fuese 1$. Respondieron sólo unos pocos, así que empecé con el VIP. Hasta el día de hoy, ha pasado mucha gente por mi canal, muchos/as con una idea equivocada sobre lo que es estar en un canal VIP. Un canal VIP, no es un canal en donde uno paga una semana de señales, y se hace rico de la noche a la mañana, (por mucho que lo vendan así por ahí). El objetivo de mi canal es el de generar ingresos constantes a lo largo del tiempo (con bajo riesgo) si se siguen las instrucciones indicadas en el mensaje del mismo. Actualmente, hay disponibles packs de varios meses con los que vas a poder ahorrar unos cuantos $ por mes. Antes de abrir esta página web, estuve mirando las de la «competencia»; todas dicen las mismas tonterías para que todos/as caigáis como moscas. (Pongo entre comillas competencia, porque pocos se atreven a publicar análisis en tradingview tal y como yo lo hago, a grabarse en tiempo real para luego subirlo todo a youtube, y mucho menos mostrar cuentas auditadas. Por algo será ….). Después de perder semejante cantidad de dinero durante mi aprendizaje, algo que aprendí fue que hay que ir poco a poco. Estoy seguro de que muchos/as en mi situación por aquel entonces, habrían tirado la toalla. Yo en cambio, estaba convencido de que lograría dominarlo. Hasta el día de hoy, no dejo de aprender y mejorar. Para mi, la observación lo es todo en ese negocio. El trading es como un rompecabezas y cuanto más descubres, más te gusta (por lo menos en mi caso). Tienes que tener claro que nadie se va a hacer rico de un día para otro. Considero que uno puede hacerse millonario sin tener que pisotear a nadie, además, que a mi me habría gustado tener a alguien que me ayudara en mi proceso de aprendizaje. En mi canal VIP no doy clases de trading como tal, pero sí que doy consejos muy valiosos que te van a ayudar a mejorar tu operativa. Estoy seguro de que conmigo vas a aprender más que con cualquier «academia» de las que hay por allí.